martes, 20 de marzo de 2012

La literatura romana


El latín es la lengua más conocida entre las lenguas muertas y debe el nombre al Lacio ―antigua comarca en Italia, donde se encontraba Roma- y fue adoptada posteriormente por los fundadores de Roma. Tenía aproximaciones de otros idiomas como el griego, el umbrío, elosco y el etrusco y con aportaciones de algunos dialectos que han concurrido a la formación de la lengua latina como el pelasgo o el céltico; hay que lamentar la pérdida del libro Orígenes de Roma, de Catón, que hubiera ayudado a esclarecer sobre la cuestión de la primitiva composición del latín. El monumento más antiguo que se conserva del latín es un canto o himno que los hermanos arvales (colegio de sacerdotes romanos) recitaban en su fiesta anual y que fue descubierto en el año 1777, grabado en una piedra, acompañada de los estatutos del colegio.
El latín se usó en el Imperio romano y, tras la partición del mismo, en el Imperio romano de Occidente, hasta su disolución.
La literatura romana es fundamentalmente literatura latina, aunque también incluye algunos autores romanos que escribieron en griego. Sin embargo, hay mucha literatura latina escrita después del final del imperio romano en Occidente que ya no es literatura romana, evidentemente.
El pueblo romano creció y se desarrolló desde la ciudad de Roma hasta formar uno de los mayores imperios conocidos por la historia. En su devenir, que abarca aproximadamente desde el siglo VII a.C. hasta el siglo V d.C. (si bien el Imperio Romano de Oriente se mantuvo activo durante diez siglos más), los romanos entraron en contacto con muchas otras culturas, pero una de ellas los marcó como ninguna otra: la griega.
Si bien Roma no se distinguió por su originalidad, sino por su enorme capacidad para asimilar e imitar las tecnologías, organizaciones y pensamientos de otros, en el campo del arte y de la literatura su modelo fue sin duda el griego. La literatura griega se erigió así en los cimientos de la literatura romana, si bien ésta la renovó en algunas aspectos y la presentó a la historia en su forma final.


Autores de la literatura romana:
Por supuesto, si bien la literatura romana tomó muchas ideas e imitó el estilo griego, escribió sus obras en su propia lengua, el latín, lengua muerta en la actualidad pero que tuvo una enorme vigencia histórica durante la Edad Antigua y Medieval. Y, cómo no, si bien venimos repitiendo la enorme influencia griega en la literatura romana, también existe una literatura romana previa al encuentro con los griegos y por lo tanto libre de esa potente influencia. Los historiadores tienden a dividir así la literatura romana en indígena (que es aquella previa a la influencia griega) y la imitada (que es la posterior a esa influencia y comprende tanto copias o traducciones del griego como obras originales con marcada influencia de los autores griegos).
En cuanto a los autores romanos más destacados, hemos de empezar citando a Livio Andrónico, un escritor de origen griego que vivió en el siglo III a.C., tradujo al latín laOdisea e inició la literatura época romana. De esa misma época fue Nevio, quien se encargó de la traducción de la Iliada.
La época dorada de la literatura romana se vivió en el siglo I a.C, y particularmente en la convulsa etapa de las guerras civiles y la instauración del Imperio bajo Augusto. En esa etapa coincidieron Virgilio, autor de la Eneida; Ovidio, que escribió Las Metamorfosis;Séneca, uno de los mayores filósofos de Roma; HoracioMarcialJuvenal y algunos otros. Algo posterior es Plinio el Joven, cuyo legado científico y naturalista fue comparable a su calidad literaria. Más adelante es obligada la referencia a Suetonio, autor de “Las vidas de los doce césares”, una obra capital para los historiadores de los inicios del Imperio Romano.


Obras:

Virgilio: La Eneida

Ovidio: Metamorfosis

Seneca: Sobre la brevedad e la vida

Caton: Sobre la agricultura
Plinio el Viejo: Historia Natural
Plinio el Joven: Cartas sobre el Vesubio
Tacito: Diálogo sobre los oradores
Ciceron: Lelio, o Sobre la amistad; Filipicas.
Julio Cesar: Comentarios sobre las campañas de la Galia 



Géneros:

La literatura clásica clasificaba de manera clara las obras en diversos géneros literarios, que a grandes rasgos perduran hasta la actualidad. Esta clasificación se creó en Grecia, pero pasó al latín con unas características comunes. A veces, como pasaba en el teatro se distinguían las obras autóctonas de las griegas.  Los géneros literarios creados en Grecia se variaron mínimamente en Roma.


Sin embargo el alcance del concepto de género literario ha variado: en Grecia y Roma los géneros tenían una clara distinción formal; no se podía componer una obra de teatro con versos hexámetros dactílicos. La distinción formal entre géneros era tajante y no afectaba sólo al estilo, a los temas tratados, sino incluso al dialecto en que se redactaba. Las diferencias formales eran taxativas. Se entiende por género literario cada una de las distintas categorías o clases en que se pueden ordenar las obras literarias. Tradicionalmente se distinguen tres géneros mayores denominados lírica, épica y dramática, que son los géneros poéticos, esto es, escritos en verso. Hemos dicho que Aristóteles en su Poética fue el primero en teorizar sobre la literatura. Tras Aristóteles el Mundo helenístico continuó con el estudio teórico de la literatura, desde donde pasó a Roma. Tenemos en Horacio con su Arte poética o Carta a los Pisones  la continuación de esta tradición en Roma. En esta tradición se creó, como pasó en otras disciplinas, la terminología propia de la literatura. Se crearon términos como anáforapoesíasinécdoque de origen griego overso, prosa, literatura de origen latino.



Pero además de estos géneros mayores poéticos, en la Antigüedad se cultivaron otros en prosa. Entre estos vamos a destacar la filosofía y la prosa científica y técnica, de las que hemos hablado en epígrafes anteriores, la novela, la historiografía y sobre todo la retórica y oratoria.

En Roma hubo algunos géneros literarios propios. Los romanos distinguían en el teatro entre las obras de  origen itálico y las de origen griego: las primeras se llamaban fabula togata (obra de teatro representada con toga, traje nacional romano) y fabula palliata (obra de teatro representada con palio), haciendo referencia a la indumentaria de los actores.
Probablemente el género literario más importante de los genuinos de Roma sea la sátira, satura, en latín un guiso que mezclaba de todo, era un género poético en el que se mezclaban variados contenidos, pero tenía el rasgo común de criticar ácidamente. Tras una primera fase arcaica, con Lucilio (s. II a.C., 180- 102 a. C.) se adopta el hexámetro dactílico como verso propio de este género. 




La Edad Media


La Edad Media es el periodo de la historia europea que transcurrió desde la desintegración del Imperio romano de Occidente, en el siglo V, hasta el siglo XV.
Su comienzo se sitúa tradicionalmente en el año 476 con la caída del Imperio Romano de Occidente y su fin en 1492 con el descubrimiento de América, o en 1453 con la caída del Imperio Bizantino, fecha que coincide con la invención de la imprenta (Biblia de Gutenberg) y con el fin de la Guerra de los Cien Años.
No obstante, las fechas anteriores no han de ser tomadas como referencias fijas ya que nunca hubo reptura brusca en el desarrollo cultural de Europa.
Parece que el término lo empleó por vez primera el historiador Flavio Biondo de Forli, en su obra “Historiarum ab inclinatione romanorun imperii decades” (“Décadas de historia desde la decadencia del Imperio romano”), publicada en 1438 aunque fue escrita treinta años antes.
El término implicó en su origen una parálisis del progreso, considerando que la edad media fue un periodo de estancamiento cultural, ubicado cronológicamente entre la gloria de la antigüedad clásica y el renacimiento. La investigación actual tiende, no obstante, a reconocer este periodo como uno más de los que constituyen la evolución histórica europea, con sus propios procesos críticos y de desarrollo. Se divide generalmente la edad media en tres épocas.


Obras:
"EL cantar del mío Cid", anónimo
La figura de El Cid y sus hazañas merecieron el honor de protagonizar el primer cantar de gesta de la literatura castellana.
Rodrigo Díaz de Vivar fue el guerrero castellano medieval que pasó a ser conocido por la historiografía, la literatura y la leyenda como El Cid, o también como El Cid Campeador. Sirvió a los reyes cristianos Sancho II y Alfonso VI, pero también al rey taifa musulmán de Zaragoza. Impidió la expansión almorávide hacia Aragón y Cataluña conquistando y dominando Valencia. El Cantar de mío Cid, del que es su protagonista, escrito probablemente hacia 1207, es el paradigma de la épica castellana medieval.
"El conde Lucanor", del Infante Juan Manuel
Que utiliza el esquema del marco narrativo para introducir 51 ejemplos, muchos de ellos de influencia oriental. El hilo narrativo global es mínimo y responde al siguiente esquema: el conde Lucanor plantea a su consejero Petronio un problema que tiene y éste le responde con un cuento o ejemplo en el que se da una situación parecida al conflicto del conde.
"Milagros de nuestra señora", de Gonzalo de Berceo
Pequeña colección de 25 narraciones en verso, que cuenta diferentes milagros de la Virgen con carácter alegórico y de gran calidad literaria.
"El libro de buen amor", de Juan Ruiz, Arcipreste de Hita
Es una colección de poesías escritas en forma de autobiografía satírica y contiene ejemplos de prácticamente todas las formas y temas poéticos de la edad media. La fama de que gozó el Libro de Buen Amor, desde el momento en que fue escrito, hizo que los juglares recitaran de forma oral los pasajes más divertidos, para divulgarlos entre el pueblo llano.
"Coplas a la muerte de su padre", de Jorge Manrique
La hondura y sinceridad con que el poeta expresa sus sentimientos ante la brevedad de la vida y la vanidad de las cosas mundanas, además de la emoción con que transmite el elogio fúnebre de su padre,
"La Divina comedia", de Dante Alighieri
La Divina comedia es un poema alegórico basado en la cosmogonía cristiana medieval. En el primer canto se sitúa la acción y el escenario. El poeta tiene 35 años, inicia su viaje el Viernes Santo para concluirlo el Domingo de Pascua. La selva oscura es el pecado y el monte, la virtud. Dante escoge como guía a Virgilio por considerarlo el poeta más excelso de la literatura clásica.
"El cantar de los nibelungos", anónimo
El héroe del Cantar de los nibelungos es Sigfrido, un guerrero alemán. Sigfrido da muerte a dos jefes burgundios de la familia de los nibelungos y se apodera de su espada mágica, su tarnkappe, un manto que hace invisible a su portador, y sus reservas de oro, maldecidas por los burgundios en el momento de morir. A continuación se dirige a Worms, la capital de Burgundia, donde conoce a la hermosa Crimilda, hermana del rey Gunther, y se propone casarse con ella.
"Los Cuentos de Canterbury ", de Geoffrey Chaucer
Es una obra en verso que narra la historia de un grupo de peregrinos que se dirigen a Canterbury
"El ciclo del Ulster", anónimo
Consiste en unos cien relatos sobre héroes del reino del Ulster en el siglo I antes de Cristo. Destaca especialmente el guerrero Cú Chulainn, héroe legendario y rey de Ulster al que en las batallas le surgían siete dedos de la mano. Entre otros relatos notables está la historia de la heroína trágica Deirdre.
"La Celestina", de Fernando de Rojas
El argumento desarrolla una historia de amor apasionado: el joven Calisto busca la ayuda y la complicidad del siervo Sempronio y la trotaconventos o alcahueta Celestina, para convencer a Melibea de que le entregue su amor. 



Géneros:
Los géneros literarios son las más amplias formas orgánicas o modelos de realización de las obras literarias. Se pueden dividir en tres categorías genéricas: la lírica, la épica o narrativa y la dramática.

1. La lírica:

Los textos líricos se caracterizan por presentar la realidad desde el punto de vista del sujeto. Muestran la visión íntima y personal del ser humano. En ellos el poeta habitualmente expresa sus sentimientos, pensamientos, estados de ánimo o vivencias, aunque también las puede atribuir a otro sujeto diferente. Predomina el empleo de la primera persona y la actitud subjetiva del narrador. En la lírica la modalidad de expresión por excelencia es el verso.
Destacan dentro del género lírico los siguientes subgéneros:

A) Géneros mayores:

  • la canción : poema admirativo y emocionado, generalmente de tema amoroso aunque también puede versar sobre otros temas como la belleza, la naturaleza, la amistad, Dios,.
  • el himno : canción muy exaltada: religiosa, nacional o patriótica; también: poemas que celebran la unión y amistad de determinados grupos humanos
  • la oda : es similar a la canción, aunque menos exaltada; se trata de un poema más reflexivo y meditativo en el que el autor expone su pensamiento con mayor seguridad y ateniéndose más a la observación de la realidad; los sentimientos del autor y su emoción expresados racionalmente, refrenados y contenidos por un lenguaje menos exclamativo y desbordado,
  • la elegía: (gr.: llanto funeral) expresa dolor por la muerte, pérdida, separación o ausencia de un ser querido o por una desgracia nacional o colectiva; poema meditativo y melancólico, habitualmente moralizante
  • la égloga: exposición de sentimientos amorosos y de exaltación de la naturaleza puesta en boca de pastores; se presenta en un ambiente bucólico o pastoril, frecuentemente en forma dialogada
  • la sátira: crítica burlesca y ridiculizadora de aspectos censurables, tanto individuales como colectivos

B) Géneros menores:

  • el madrigal: breve poema amoroso, dulce y amable, como un piropo en verso
  • el epigrama: poema muy breve de tipo satírico - burlesco
  • la letrilla: poema estrófico con estribillo habitualmente de metro corto compuesto para ser cantado

2. La épica o narrativa:

En las obras narrativas se presenta una realidad ficticia o realidad representada (mundo de ficción) como si fuese el mundo exterior u objetivo, es decir, de forma ajena al autor.
En este tipo de textos el autor describe personas, situaciones y ambientes, relata acciones y acontecimientos sucedidos en tiempos y espacios diversos, hace hablar - a través de monólogos o diálogos - a sus personajes y, a veces, da cuenta del mundo interior - pensamientos, sentimientos, estados de ánimo, intenciones. - tanto del de sus personajes, como del suyo propio
En función del narrador la acción se distinguen los siguientes puntos de vista:
  • narrador omnisciente: lo sabe todo; predominio de la tercera persona
  • narrador testigo u observador: sólo narra aquello que se supone que él presencia o de lo que ha llegado a tener conocimiento
  • narración en primera persona: en forma autobiográfica (narrador protagonista)
  • narraciones en forma epistolar: la narración se desarrolla a través de cartas entre dos personajes
En estos textos la intención del autor es comunicativa: se dirige a un oyente o lector. Cuando también se refiere a un personaje - en segunda persona - éste se llama narratorio.
Los subgéneros del género épico son:

A) Géneros narrativos en verso:

  • la epopeya: muy larga narración en verso sobre acciones memorables, de decisiva importancia para los pueblos y civilizaciones antiguas; en ellas se entremezclan elementos legendarios, religiosos y abundantes fantasías; importancia universal
  • el poema épico: larga narración en verso, en la que se exaltan las hazañas de los héroes nacionales para así glorificar y magnificar a un pueblo o nación. En la Edad Media se denominaba el cantar de gesta
  • el romance: género exclusiva y típicamente hispánico; narración en verso, generalmente breve, de origen popular y transmisión oral y colectiva; métrica fija: serie indeterminada de versos octosílabos asonantados en los pares
    El Romancero es el conjunto general de romances
  • Romancero Viejo: romances más antiguos, de transmisión oral y colectiva (siglos XIV - XVI)
  • Romancero Nuevo: romances de autores cultos (siglos XVI - XX)
  • Romancero Moderno: popular, oral y con música (siglos XVI - XX)

B) Géneros narrativos en prosa:

  • la novela: extensa y compleja narración en la que predomina la narración sobre los demás modos de elocución, aunque también aparecen la descripción y el diálogo; se presentan diversas y complicadas acciones en torno a uno o más personajes, en espacios diversos y diferentes épocas y tiempos
    Subgéneros:
  • bizantina: de complicadas aventuras
  • caballeresca y cortesana : aventuras y amores de los caballeros en las cortes medievales
  • libro de caballerías: aventuras de un caballero andante, sus amores y sus esfuerzos por establecer su ideal de justicia y amor
  • sentimental: amorosas casi exclusivamente
  • pastoril : de ambiente bucólico y amores neoplatónicos
  • morisca: aventuras y amores entre moros y cristianos
  • picaresca: aventuras de un pícaro contadas por él mismo
  • pedagógica y política, histórica, costumbrista y regional, naturalista, psicológica, novela río (largas historias de una familia durante generaciones), de anticipación o ciencia ficción, de aventuras - del oeste y serie negra-, fantástica, de terror, humorística, policíaca
  • el cuento: narración breve en torno a una única y muy condensada acción central en la que intervienen pocos personajes; de origen folklórico y muy antiguo

C) Géneros narrativos menores:

  • la leyenda: cuento o poema breve de asunto tradicional o vagamente histórico; ambiente misterioso y elementos fantásticos y sobrenaturales; basado en un hecho real
  • la fábula (apólogo): cuento didáctico - moralizante del que se desprende una moral que, a veces, es nombrada explícitamente al final en la moraleja; los personajes suelen ser animales con cualidades humanas

3. La dramática

En las obras dramáticas se presentan uno o varios conflictos generado por unas interrelaciones de unos personajes que, sin que el autor los presente ni describa y sin que diga qué hacen o sienten, dialogan entre sí y actúan durante ciertos momentos o unidades de tiempo en uno o varios lugares.
Las obras dramáticas son creadas para ser representadas por unas personas - actores - que prestan su cuerpo, su gesto y su voz a los personajes y que actúan en un espacio escénico - escenario - durante un tiempo convencionalmente prefijado - la sesión.

Autores:
La literatura que se conserva de la Edad media es generalmente anónima.

Algunos de los autores con nombre son:

  • Jorge Manrique 
  • Arcipreste de Hita.
  • Pedro de Veragüe 
  • Arcipreste de Talavera
  • Yehuda Halevi 
  • Geoffrey Chaucer
  • Giovanni Bocaccio 

Pruebas sobre:


La Edad Media:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada